Bienestar en el Trabajo

Información sobre salud ocupacional y seguridad en el trabajo

jueves, 20 de noviembre de 2008

Salud Ocupacional una necesidad

Desde hace mucho tiempo se reconocen los riesgos profesionales como causa de enfermedad, específicamente para algunos tipos de trabajos. Estos comenzaron en la Edad de Piedra, cuando el contacto entre las piedras producía pequeñas nubes de polvo de sílice, aunque nuestros ancestros no vivían tanto como para morir por silicosis.

Hipócrates ya relacionó enfermedades con actividades laborales, pero fue el médico italiano Bernardino Ramazzini quien describió algunas enfermedades profesionales y sus causas en su libro De Morbis Artificum, publicado en 1700.

A pesar de que las enfermedades profesionales se conocen desde hace casi dos siglos, no se cuenta con un buen registro de ellas y varía mucho entre cada país. Los países con buen sistema de registro reportan entre 4-12 casos por 1000 trabajadores.

Para muchos países con procedimientos de registro comparable las enfermedades profesionales más comunes son:

 Desórdenes musculoesqueleticos.
 Sordera inducida por ruido
 Dermatitis.
 Asma
 Neumoconiosis

La situación de los accidentes de trabajo no es mucho mejor. Se estima que la incidencia de accidentes de trabajo es de 20 – 100 por 100000 trabajadores por año y en ocupaciones de alto riesgo como construcción civil una cuarta parte de la fuerza de trabajo se accidenta cada año. Las pérdidas económicas consecuentes se estiman entre el 3-5% del PIB.

La Salud Ocupacional se encarga de estudiar los riesgos en el trabajo a fin de prevenir las enfermedades profesionales y los accidentes de trabajo. Habitualmente ha sido reconocida solamente como Medicina del Trabajo sin embargo, ésta es solo una de las aristas, porque ciencias como Higiene y Seguridad Industrial, sociología, psicología, entre otras, forman parte de ella. Esto se debe a que el sistema que forman el hombre y su trabajo es altamente complejo. De tal manera que cuando se pretende instalar un Servicio de Salud Ocupacional debe tomarse en cuenta sus dos vertientes principales como son la Medicina del Trabajo y la Seguridad e Higiene Industrial y trabajar mancomunadamente si es que se quiere lograr el objetivo de velar por la salud de los trabajadores y disminuir las pérdidas en las empresas por mal manejo de riesgos.

Salud ocupacional de acuerdo a la definición de la OMS, acuñada en 1950 “es la promoción y el mantenimiento del más alto grado de bienestar físico, mental y social de todos los trabajadores. ” Su objetivo es protegerlos contra los riesgos presentes en el trabajo, adaptar el trabajo al hombre.

Es una actividad multifacética que involucra la prevención en poblaciones trabajadoras y una relación bidireccional entre el trabajo y la salud.






En SO es necesario identificar riesgos, (físicos, químicos, biológicos, psicológicos, etc) mesurarlos a fin de instituir medidas de control y evitar que produzcan daño a los trabajadores, para vigilar la efectividad de estas medidas se debe monitorizar el puesto de trabajo y el estado de salud de los trabajadores. Es conveniente aclarar algunos conceptos que manejamos: Riesgo es cualquier sustancia, pieza de un equipo, forma de energía o de la organización en el trabajo que produzca daño y Daño: en términos de salud ocupacional incluye muerte, grandes injurias y cualquier forma de enfermedad física o mental.


El manejo de riesgos es una actividad de Seguridad e Higiene Industrial, que incluye:

 Valoración del puesto de trabajo: nos da una idea general de las condiciones de trabajo y permite inferir las consecuencias sobre la salud de los trabajadores.
 Reconocimiento y Evaluación de riesgos: permite conocer los riesgos presentes en el puesto de trabajo, cuantificarlos y compararlos con normas para establecer si representan un peligro real para la salud de los trabajadores.
 Control: una vez establecida la presencia de riesgos se deben recomendar medidas para su control sea cambiando la maquinaria, la tecnología, implementando medidas tendientes a proteger al trabajador de ese factor o con el uso de equipo de protección personal.. Para el control de riesgo se deben tomar en cuenta una serie de factores: Considerar todas las actividades y situaciones, rutinarias o no, identificar el peligro (dónde se genera para todas las actividades) y la exposición a riesgo individualmente o por grupos de trabajadores, determinar el riesgo para la salud y el grado de control para ese riesgo, lo más importante es establecer si ese riesgo puede ser eliminado o reducido e implementar medidas para controlarlo.

Las actividades clínicas que incluye son:

 Exámenes preempleo: permiten conocer el estado de salud del postulante, clasificándolos en aptos y no aptos para el trabajo al cual aspiran,
 Exámenes periódicos: permiten detectar enfermedades en forma incipiente, de igual forma permiten controlar los riesgos para evitar que otros trabajadores se enfermen por la misma causa.
 Exámenes de salida: permiten constatar el estado de salud del trabajador al retirarse de la empresa.
 Inmunizaciones: son necesarias para trabajadores expuestos a contraer enfermedades prevenibles por vacunas, tal es el caso de los trabajadores de salud y la vacuna anti hepatitis B.
 Educación para la salud y consejería: es necesaria para prevenir enfermedades y accidentes relacionados con el trabajo o con los estilos de vida inadecuados.

Estas evaluaciones médicas tienen una serie de beneficios tanto para el trabajador como para la empresa, en líneas generales se puede decir que son útiles para:

 Obtener una línea de base del estado de salud del trabajador antes de la exposición profesional y poder ser comparado en el futuro.
 Detección precoz de efectos sobre la salud de la exposición profesional a fin de tomar medidas de control antes de que el trabajador haga una enfermedad crónica o incapacitante.
 Diagnóstico de enfermedades profesionales.
 Valoración de la compatibilidad del trabajo con la capacidad del trabajador, en consecuencia se puede reubicar o retirar del puesto de trabajo.

Como corolario a todo esto existe legislación que favorece la Prevención como lo es el DS 009-2005 TR, Reglamento de Seguridad y Salud en el Trabajo, y su modificatoria 007-2007 TR, que establece que todas las empresas, independientemente de su rubro, tienen la obligación de identificar los riesgos para la salud existentes en el trabajo, establecer mecanismos de control para los mismos y crear y mantener registros de salud, higiene y seguridad industrial.

Esto abre la oportunidad de crear programas de prevención eficaces y a la medida de cada empresa.

Con este panorama se puede notar que realmente la salud ocupacional es una necesidad tanto para los empresarios como para los trabajadores por cuanto en todo trabajo existen riesgos, los cuales son factibles de controlar y de esta manera evitar que repercutan en la salud de los trabajadores como enfermedades y accidentes profesionales generando gastos que inciden negativamente no solo en la empresa sino también en la economía nacional.